El Plan Litoral 2017 tiene un impacto muy negativo sobre hábitats bien conservados

  • Ecologistas en Acción exige la paralización del Plan Litoral 2017 que ha puesto en marcha el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) cuyo objetivo inicial es el de recuperar las playas afectadas por los temporales de la provincias del sur y del este del Estado español.
  • Con la excusa de los efectos de los temporales sobre la costa se está actuando de forma indiscriminada sobre zonas muy bien conservadas donde nunca se ha dado una playa arenosa, con un grave impacto sobre hábitats de interés como son las praderas de Posidonia oceánica.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha puesto en marcha el Plan Litoral 2017 para, según su punto de vista, recuperar las playas afectadas por los temporales en las provincias del Sur y del Este del Estado español. El Ministerio ha declarado obras de emergencia que llevará a cabo la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar. Las inversiones previstas suponen un gasto de 16,5 millones de euros que con toda probabilidad se tragará el mar de nuevo, como ya está ocurriendo con los nuevos temporales de esta semana.

Debido a la cercanía de las vacaciones de Semana Santa, estas actuaciones se están desarrollando a toda velocidad, sin ningún tipo de estudio de impacto ambiental y sin ningún control medioambiental. Para Ecologistas en Acción las actuaciones desarrolladas no están centradas en añadir arena a las playas erosionadas por los temporales, sino que se se están produciendo obras de rellanado de zonas litorales donde nunca ha existido una playa de arena, produciendo en varios casos una gran alarma entre la población vecina.

Ecologistas en Acción denuncia que se aproveche esta situación de alarma por los desperfectos ocurridos en playas turísticas del litoral español para actuar de forma indiscriminada en zonas muy bien conservadas y por motivos nada justificados desde el punto de vista ambiental o turístico.

Un ejemplo de estas intervenciones ha sido la actuación de aporte artificial de arena en la cala del Portet en Moraira, Alicante. El proyecto pretende crear una playa de 50 metros de ancho en una zona que, como puede verse al analizar la evolución en el tiempo de esta playa, no se ha visto afectada por los temporales y nunca ha tenido una extensión arenosa significativa. Esta actuación supone un grave impacto sobre las praderas de Posidonia que se desarrollan en la zona por la turbidez y el enterramiento.

El rechazo entre el vecindario de la zona ha promovido la recogida de firmas para la paralización de las obras y una denuncia ante el SEPRONA presentadas por Ecologistas en Acción. Este tipo de actuaciones de aporte indiscriminado de arena en zonas que no han sufrido erosión por los temporales, amparadas en el Plan Litoral 2017, se están dando en otras zonas del litoral murciano y andaluz, con un grave impacto ambiental.

Ecologistas en Acción exige la paralización de estas actuaciones de vertido de arena indiscriminado que, con la excusa del plan especial Litoral 2017, se están desarrollando a lo largo de todo el litoral. Asimismo propone la creación de una comisión con las comunidades autónomas y personal experto que evalúe la política a desarrollar a corto y medio plazo, y defina las obras necesarias y su carácter bajo un criterio de sostenibilida medioambiental y uso eficiente de los recursos.

Ante el nuevo escenario de cambio climático, aumento de nivel del mar y mayor erosión costera por los temporales, hay que desarrollar una nueva política costera de prevención y reorganización del urbanismo litoral que favorezca los procesos naturales que protegen de la erosión, como es la presencia de praderas de Posidonia. El Plan Litoral 2017 supone una política de parches que, añadido a la falta de conciencia ambiental existente en la Dirección General de Costa, va a suponer una mayor degradación de nuestro maltrecho litoral y un gasto económico inútil.




Visitantes conectados: 682